Cuidados de los rosales y las rosas

Las rosas son unas flores muy apreciadas por muchos, e incluso tienen su propio simbolismo en fechas especiales. La rosa simboliza el amor, la sensualidad y la pasión.

Por eso, son las preferidas de muchas personas que quieren comprar flores en Soria.

Las flores como las rosas son especiales porque, más allá del significado que se le  quiera dar, cada color simboliza algo.

Principalmente, las rosas rojas son el símbolo del amor, sobre todo los jóvenes enamorados las eligen para regalárselas a su pareja, pero también se pueden emplear  como regalo a un amigo como muestra de respeto.

Las rosas blancas son el símbolo de la pureza y de la inocencia. Normalmente, es el color elegido por las novias para sus ramos de flores el día de la novia porque significa que durará toda la vida.

Regalar una flor rosada es la forma, mediante flores, de agradecer un favor importante. También significa el aprecio que se tienen por alguien. El rosado lleva consigo el significado de ausencia de maldad, es decir, no hay ninguna doble intención en la persona que se las ofrezca. Por eso, la persona que regala este ramo de flores es de fiar. Si el color del ramo de flores es rosado suave, significa admiración y simpatía.

Las rosas amarillas suele ser la rosa ideal para regalar a un adolescente.

Para los más supersticiosos, este color trae consigo una advertencia. Si la persona que las regala no es muy cercana, puede tener una segunda intención tras su sonrisa. Sin embargo, para la gente escéptica, las rosas amarillas significan satisfacción y alegría y son una buena forma de festejar entre amigos un cumpleaños o un día significativo.

Las rosas en floreros deben tener el agua siempre limpia y clara, así como el propio jarrón o florero. Se recomienda poner las rosas por la tarde a la luz sin que le llegue el sol directo, o sobre el borde de una ventana si no hay frío fuera de ella. Dado que las rosas son uno de los regalos más frecuentes a las mujeres, es importante saber cómo mantenerlas perfectamente la mayor cantidad de tiempo posible.

Los climas ideales para el cultivo de rosas son los secos, aunque no es muy exigente en cuanto a terreno, aunque mucho mejor son los drenados. Se recomienda utilizar fertilizantes de lenta liberación.

Requieren sol entre 6 y 8 horas cada día. La rosa necesita sol, pero también algo de sombra. Resiste el frío, pero no grandes heladas.

En verano, es conveniente regar profundamente sin mojar las hojas al menos 3 veces a la semana. No se deben mojar las hojas porque podría favorecer la aparición de hongos.

No requieren grandes cuidados, pero sí es recomendable prestar atención a la poda, y sobre todo en el momento de la multiplicación. De vez en cuando, hay que eliminar hojas marchitas para que no hagan daño a las demás.