San Valentín 2014

14 Febrero, Día de San Valentín

 

Según cuenta la leyenda, en el siglo III durante el Imperio Romano, el emperador Claudio II prohibió los matrimonios entre los jóvenes ya que estaba convencido de que al no tener familia ni ataduras, eran mejores soldados.

 

Desafiando la norma del emperador, San Valentín, un importante y prestigioso sacerdote de Roma, decidió continuar oficiando matrimonios aunque debiera hacerlo a escondidas.

 

Cuando Claudio II se enteró mandó apresarlo y enviarlo a prisión. Allí, uno de los guardas quiso ponerlo en ridículo ante sus compañeros de celda, y retó al sacerdote a devolverle la vista a una de sus hijas, la joven Julia. Cuando San Valentín obró el milagro, su carcelero y la familia se convirtieron al cristianismo, pero no pudieron evitar que finalmente el sacerdote fuera ejecutado un 14 de febrero.

 

En señal de agradecimiento, la joven Julia decidió plantar un almendro de flores rosáceas junto a su tumba como símbolo de amor y amistad.

 

Hay pocos lenguajes tan universales y llenos de significado como el que representa el hecho del regalar flores. El día de San Valentín es la mejor ocasión para regalar flores frescas. La flor más común en este día es la rosa roja, con una larga historia como símbolo del amor por excelencia.

 

La rosa es, tal vez, la flor por excelencia, la más famosa y venerada, la que ha inspirado más poesías y canciones, la flor por antonomasia.

 

Conocida por su aroma inigualable se asocia con la perfección, lo femenino y el amor. No es lo mismo regalar flores silvestres que regalar rosas. Estas encierran un significado de sutileza, elaboración y lujo que se quiere transmitir a la persona que las recibe.

De todos los colores de rosas, el rojo es el más expresivo de amor romántico, pasión y deseo. Un ramo de rosas rojas comunica sentimientos como “Sé mía” y “Te deseo”.

 

Combinar rosas rojas y rosas juntas en un ramo comunica, tanto apreciación como amor. Los significados respectivos de las rosas de color rosa y rojo se sintetizan en una misma expresión. En un ramo, esta combinación es quizá más significativo que un ramillete exclusivamente de rosas rosas o rojas; comunica los sentimientos positivos y conmovedores de ambos colores: “Te aprecio y te amo”. Un ramo de rosas rosas y rojas es un regalo ideal en el Día de San Valentín, debido a que demuestra no sólo pasión, sino gratitud. Por la misma razón, es un ramo apropiado para celebrar aniversarios importantes en un matrimonio u otra relación amorosa.